Contacto

Consultas generales

Para consultas generales del comercio mayorista, procesadores de papel, imprentas, agencias y despachos gráficos o de diseño, por favor utilice nuestro formulario.

Desafortunadamente no se puede tomar en cuenta la información de personas físicas.

Representantes en todo el mundo

Para consultas sobre productos internacionales, diríjase directamente a nuestros distribuidores Internacional

REPORTE DE SUSTENTABILIDAD 2021/2022

Convertir lo grande
en pequeño

El Grupo Koehler y la empresa procesadora más grande de Europa de rollos de papel para cajas registradoras, el Schades Group, cooperan como socios desde hace decenios. Entre otras cosas, Koehler le surte a Schades rollos del papel térmico sustentable Blue4est® de kilómetros de longitud, que Schades corta para hacer rollos pequeños, y a continuación se los surte sobre todo a las grandes cadenas del comercio al por menor. En la entrevista, Marcel Bergmann, CEO del Schades Group, nos explica lo que hace tan exitosa la cooperación con Koehler y qué objetivos de sustentabilidad unen a las dos empresas.

¿Por qué el recibo de caja de papel seguirá siendo importante en el futuro?

Marcel Bergmann: La alta demanda de nuestros clientes demuestra que el recibo de caja de papel sigue siendo la primera opción. Tiene numerosas ventajas frente a un recibo digital. Por un lado, el recibo de caja electrónico no ofrece una amplia protección de datos. Porque en el caso de las compras móviles, los oferentes analizan el comportamiento de compra de los consumidores y derivan de ello medidas publicitarias y ofertas personalizadas. Esto les molesta a muchas personas.

Por otro lado, un recibo de caja digital no necesariamente tiene un mejor balance de CO2 que un recibo de papel. Porque un recibo electrónico tiene que almacenarse a largo plazo en algún lugar en servidores, lo cual tampoco es neutral en cuanto a los gases de efecto invernadero. Por lo tanto, si el recibo de caja se produce de manera sustentable, y a continuación se recicla en el sentido de la economía circular, es tal vez incluso más benéfico para el clima y ecológico que su contraparte electrónica. Estos requerimientos los cumple el papel térmico Blue4est® de Koehler, que nosotros procesamos en Schades para hacer rollos para cajas registradoras. En resumen: La protección de datos, la sustentabilidad, y de manera muy práctica el recibo de compra físico en la mano, estas son las razones por las que creemos que los recibos de caja de papel seguirán siendo importantes también en el futuro.

¿Por qué apuestan cada vez más clientes empresariales por recibos hechos del papel térmico Blue4est®?

MB: Nuestros clientes tienen en general un gran interés en que los productos sean sustentables. Los recibos de caja no son una excepción. Para funcionar, los papeles térmicos requieren una gran cantidad de productos químicos que muchas veces se consideran críticamente con respecto al reciclaje. Por ejemplo, la Oficina Federal del Medio Ambiente de Alemania recomienda eliminar los recibos de caja con los desechos residuales. Por eso, Koehler ha realizado intensas investigaciones, y ha lanzado al mercado con la serie Blue4est® un producto que funciona sin estos productos químicos, y por lo tanto se puede reciclar sin problema.

En pocas palabras, el papel térmico Blue4est® se impone en el mercado gracias a sus propiedades sustentables e innovadoras frente a otros métodos alternativos de producción.

«El papel térmico Blue4est® se impone en el mercado como innovación sustentable frente a métodos de producción alternativos.»

Marcel BergmannCEO del Schades Group

¿Cómo mejoran juntos el Schades Group y Koehler Paper la sustentabilidad de los recibos de caja?

MB: Tanto Schades como Koehler persiguen los mismos objetivos, no solo en el punto de venta. Ambas empresas han sido siempre defensoras del papel producido de manera sustentable y lo han apoyado. Esto es lo que hace tan exitosa nuestra asociación.

Además, el Schades Group está trabajando internamente para mejorar continuamente la sustentabilidad de los recibos de caja. Ahora ya no solo producimos los rollos de papel para las cajas con cubiertas de plástico, sino también de cartón. En un siguiente paso, incluso queremos eliminar la cubierta. El mismo camino lo estamos siguiendo en el empaque de nuestros productos, y también aquí estamos colaborando estrechamente con Koehler. Hasta hace poco envolvíamos nuestros rollos de papel para las cajas registradoras con una película plástica, ahora estamos utilizando para ello el papel de empaque flexible de Koehler. Esto tiene otra ventaja más, porque para empacar los rollos para caja en papel, la línea de empaque necesita menos energía que para los empaques de plástico.

El Schades Group y Koehler Paper son parte de la cadena de creación de valor de los recibos de caja. ¿Qué es lo que están haciendo para mejorar la sustentabilidad a lo largo de la cadena?

MB: En la cadena de proveedores hay muchos procesos de optimización que estamos llevando a cabo. Por ejemplo, ya desde 2018 ya no estamos comprando nuestro papel en Asia, sino exclusivamente en Alemania y Europa. Con ello hemos reducido mucho los trayectos de entrega y estamos ahorrando una gran cantidad de CO2. Aquí destaca otra vez Koehler como socio, dado que muchas de nuestras sedes están cerca unas de otras.

Otro factor importante es que con Koehler hemos trabajado para maximizar las longitudes de los rollos de papel jumbo. En el pasado, Koehler nos entregaba rollos de un máximo de 12,000 metros, ahora ya son de 20,500 metros. Es decir, por cada entrega podemos cortar muchos más rollos para caja.

¿Qué papel desempeñan las certificaciones de gestión ecológica para el Schades Group?

MB: Nos ocupamos de nuestro balance de CO2 y hemos mandado certificar nuestras medidas por evaluadores independientes. Por ejemplo, la madera para nuestro papel proviene de explotación forestal responsable, por lo que nuestros rollos para caja pueden llevar la etiqueta FSC®. Además, Schades cumple todos los requerimientos para la certificación según el sistema de gestión medioambiental
ISO 14001 y los criterios de los BRC Global Packaging Standards, lo cual es importante sobre todo para el mercado británico. Los diferentes certificados demuestran que nosotros tenemos una concepción integral de la sustentabilidad, y que tomamos en serio nuestra gestión medioambiental.

«El Schades Group y Koehler Paper persiguen los mismos objetivos de sustentabilidad, lo que hace tan exitosa nuestra asociación.»

Marcel Bergmann CEO del Schades Group

¿Qué medidas tiene planeadas el Schades Group en el futuro cercano para seguir mejorando la sustentabilidad?

MB Actualmente estamos trabajando sobre todo en mejorar la eficiencia energética de nuestra producción. En el curso de estos trabajos estamos ampliando, por un lado las instalaciones fotovoltaicas en nuestras sedes, y por el otro lado estamos invirtiendo en nuevas plantas. Estas plantas están siendo diseñadas de tal manera que puedan usarse también para los productos sustentables de Koehler, como los papeles de empaque flexibles, pero también el papel térmico Blue4est® y su producto hermano, las nuevas termoetiquetas Blue4est® Pro.

Este es un proceso que comenzó ya hace años. Al igual que Koehler, aprovechamos la pandemia para acelerar todavía más nuestra transformación sustentable. Esto muestra nuevamente que existe un vínculo natural entre nuestras dos empresas.

205km

Longitud de los rollos jumbo de Koehler Paper de los cuales Schades corta pequeños recibos

El uso de rollos jumbo de mayor longitud ha reducido las emisiones de CO2 en la cadena de proveedores.

Sin productos químicos
y no se borra

El Dr. Timo Stalling, director de la división de investigación y análisis en Koehler Innovation & Technology, sobre el papel térmico innovador y ecológico Blue4est®.

¿Qué es lo que hace tan especial al Blue4est® en comparación con el papel térmico convencional?

TS: Simplificando, en el papel térmico clásico la escritura se hace visible al realizarse una reacción química entre dos componentes en la banda funcional del papel. En el caso del Blue4est® es diferente: Aquí, el color no se genera químicamente, sino que se descubre, y esto en un proceso puramente físico. Esto no solo es más sustentable, porque no se requiere ninguna de las sustancias químicas típicas del papel térmico que forman el color. A diferencia del papel térmico usual, en el Blue4est® no se borra la escritura. Además, el Blue4est® es el único papel térmico adecuado para el contacto directo con alimentos.

El desarrollo del Blue4est® comenzó hace más de 15 años. ¿Cuáles fueron los más grandes desafíos para usted?

TS: Tuvimos que crear un concepto alternativo, más sustentable, pero que ofreciera el mismo rendimiento que el papel acostumbrado. Nuestros clientes desean buenos resultados de impresión, y quieren seguir usando las impresoras que ya tienen. Fue un desafío encontrar los materiales adecuados para ello. Y luego había que realizar un trabajo de convencimiento. Primero tuvimos que publicitar que el papel no necesariamente tiene que ser blanco si tiene muchas otras propiedades deseables y también ventajosas.

Con Blue4est® Pro ahora está disponible también el papel térmico para etiquetas. ¿Qué es lo siguiente que tiene planeado?

TS: Con Blue4est® Pro tenemos una resistencia mucho mejor contra líquidos o grasas y aceites. Actualmente tenemos muy buenos productos con nuestros papeles para recibos de caja y para etiquetas. Sin embargo, estamos buscando continuamente nuevas posibilidades para seguir optimizando los recursos utilizados y los materiales aplicados, y mejorar cada vez más el rendimiento y la sustentabilidad del Blue4est®.

Aviso de protección de datos

Utilizamos componentes externos, como el Youtube, que pueden ser utilizados para recoger datos sobre su comportamiento de uso en nuestro sitio web. Información sobre protección de datos